No se ha hecho esperar: Ella Emhoff debuta oficialmente en la moda con Proenza Schouler

La estudiante de diseño de moda, mundialmente conocida por ser la hijastra de Kamala Harris, forma parte del desfile digital de la firma neoyorquina

Para quienes agradecemos el ritmo lento que ha marcado la pauta en la moda en el último año, a veces nos sorprendemos con cierta necesidad de acción, de novedad, de sacudir un poco tanta tranquilidad. Lo que ocurrió en el acto de investidura del nuevo gobierno de Estados Unidos fue algo así. De manera inesperada, no solo obtuvimos señales inequívocas de un cambio político con efectos en la manera de entender la moda, sino que hubo varios nombres que renovaron nuestro repertorio de talento a seguir muy de cerca. Hablamos, claro, de la poeta Amanda Gorman y de Ella Emhoff, hijastra de Kamala Harris.

Si la primera vestía de Prada, la segunda se decantaba por la otra firma de Miuccia, Miu Miu. Un abrigo de cuadros con bordados y cuello bebé que en cuestión de minutos anticipó que se venía un nuevo referente de estilo. En las últimas semanas hemos sabido que Ella es estudiante de moda en Parsons en Nueva York, que no solo crea prendas de punto sino que apoya a otras mujeres que también lo hacen, que se hace sus propios tatuajes y que ha firmado por la agencia de modelos internacional IMG. Y el debut en la moda de la Primera Hija de Bushwick–como se le ha acuñado en la prensa por encarnar a la habitante media del barrio de moda de Brooklyn– no se ha hecho esperar.

Ella Emhoff ha elegido Proenza Schouler para debutar en la moda

© Daniel Shea

Ella Emhoff ha elegido Proenza Schouler para debutar en la moda

La marca elegida por Ella y su recién estrenada agencia es Proenza Schouler. La joven forma parte del desfile digital de la firma neoyorquina, que ha presentado su colección para el otoño 2021 en New York Fashion Week, que se celebra estos días. Siendo la segunda en aparecer en escena, defiende un total de tres looks: el primero, un abrigo de lana con pelo en el cuello a juego con un pantalón de pinzas con pata de elefante, complementado con un bolso XXL –una de las tendencias de esta primavera– y unas zapatillas en blanco roto; en su segunda aparición, la protagonista absoluta era una gabardina de cuero negro, con permiso de la melena rizada y las gafas de vista redondas de aire vintage de Ella; para terminar, la ya considerada nueva musa de Proenza Schouler ha lucido un dos piezas que reúne elementos identitarios de la marca como es el color negro, las líneas depuradas y los cut-outs. El director del vídeo es Daniel Shea, que también firma las fotos, el estilista es Brian Molloy y la directora de casting es la todopoderosa Ashley Brokaw.

La elección de la firma no es casual. Con veinte años de andadura, sus fundadores, Jack McCollough, original de Tokio, y Lazaro Hernandez, que proviene de la zona cubana de Miami, forman parte de una generación de graduados en las escuelas de diseño neoyorquinas que encarnaban el zeitgeist de la moda posmilénica: multiculturalidad, influencia callejera y aire fresco en un Estados Unidos traumatizado tras el 11-S. A lo largo de su trayectoria se han hecho con diferentes premios CFDA, los Oscars de la moda, entre 2004 y 2013, los años en los que se convirtieron en la expresión del entonces nuevo cool de la industria del vestir estadounidense. Con el fichaje de Ella Emhoff en su último desfile, podrían recuperar cierta notoriedad, además de acercarse a la tierra prometida en 2021: conectar con la generación Z.